Situación de los servicios públicos en Mérida. Mayo 2021

Situación de los servicios públicos en San Cristóbal, estado Táchira
junio 9, 2021
Uniandes: educando para la Acción Popular
junio 22, 2021

Situación de los servicios públicos en Mérida. Mayo 2021

Las fallas en los servicios públicos se han convertido en una recurrente problemática en el municipio Libertador, donde las comunidades a diario manifiestan su inconformidad en el funcionamiento de los mismos. Por esta razón desde el Observatorio de Políticas Públicas Municipales La Gente Propone, de manera continua recabamos, sistematizamos y visibilizamos la información referente a estos escenarios; labor que llevamos adelante a través de análisis comparativos, en base a cinco sectores prioritarios: electricidad, agua potable, movilidad ciudadana, aseo urbano y gas doméstico, trabajo que se ha realizado desde abril del año 2020 y fue divulgado recientemente para los meses de abril y mayo 2021.

La preparación de alimentos, una limitante ante la falta de gas doméstico y fallas en el servicio eléctrico.

Los encuestados destacaron en el caso del suministro del gas doméstico, que a pesar de haberse regularizado los precios acordados en la Mesa Técnica de Gas y la implementación de operativos llevados a algunas comunidades, la escasez en la dotación de gas sigue siendo uno de los problemas más agudos de los merideños, pues sólo un 23% cuenta con el servicio una vez al mes.

Esto dificulta la preparación de alimentos de manera regular, obligándolos a recurrir a otros medios de cocción como por ejemplo cocinas eléctricas y equipos electrodomésticos, lo cual termina no siendo tan factible, debido a los cortes extensos y no programados en el fluido eléctrico, presentándose en otros casos, el uso de fogones de leña, lo que empeora la situación, debido a los niveles de contaminación ambiental y afecciones de salud para los ciudadanos.

Apagones e inestabilidad en el servicio eléctrico. La situación diaria en la mayoría de los sectores.

Los cortes eléctricos se han convertido en un hecho cotidiano en el municipio Libertador, a pesar de las continuas denuncias a través de las redes sociales o directamente con las autoridades encargadas; las soluciones son casi imperceptibles según los consultados.

Este hecho impide una mejor calidad de vida, repercutiendo, como lo mencionamos anteriormente en la preparación de alimentos, generación de ingresos, recreación y bienestar del ciudadano. Tan solo 6% de los encuestados manifestó tener suministro constante de electricidad, el restante 94% refleja padecer suspensiones cortas, largas de hasta 6 horas continuas o ajustadas en algunos casos, a los Planes de Racionamiento de Corpoelec.

Por otra parte, con respecto a los apagones y las fluctuaciones en el servicio eléctrico representan para los merideños pérdida de jornadas laborales completas, ya que muchos en el contexto de la pandemia del Coronavirus, se encuentran trabajando desde sus hogares. causando daños en los electrodomésticos, en muchos casos irreversibles, afectando la salud mental de los ciudadanos.

Fuertes precipitaciones y botes de agua en las calles. Ingredientes adicionales al suplicio merideño.

El suministro de agua potable goza de buena aceptación según los consultados por ser permanente; sin embargo, el 35% manifestó que la calidad del agua se ha desmejorado, presentado olor y aspecto turbio, principalmente debido a las constantes lluvias que afectan las fuentes de captación del vital líquido.

Los constantes botes de agua potable en las comunidades del municipio Libertador afectan el suministro en algunos sectores, deteriorando las calles y avenidas de la ciudad con hundimientos de calzada, huecos y grietas; algunos con data de más de un año, sin ser atendidos por la empresa Aguas de Mérida, a pesar de generarse las respectivas denuncias desde las comunidades.

Retraso en la recolección de los desechos sólidos. Un alerta a la conciencia ciudadana.

Basados en las opiniones de los ciudadanos que participaron en las encuestas de La Gente Propone, se expone la situación del servicio de aseo urbano; el cual se ha visto afectado durante este último mes debido a la escasez de combustible para los camiones compactadores. Sin embargo, el 65% de los encuestados expresó que recolectan sus desechos una vez a la semana, mientras un 35% manifiestan que la recolección se hizo de manera interdiaria o cumpliendo las rutas y horarios establecidos.

La Movilidad Ciudadana. Entre pocas unidades operativas, escasez de efectivo y la falta de combustible

En cuanto al balance de la movilidad ciudadana; en lo que respecta al transporte público opinaron que existe una considerable reducción de las unidades de transporte público, debido a la escasez de combustible. De igual forma, la dificultad para obtener el efectivo y los horarios en que laboran dichas unidades; obliga a los ciudadanos a buscar alternativas para desplazarse de un sitio a otro. Por otro lado, las pocas unidades que laboran, exceden su capacidad operativa, lo cual representa un foco latente de contagios de la COVID-19.

Desde el Observatorio hacemos el llamado a los entes públicos a gestionar acciones en pro de la mejora de los servicios públicos y a los ciudadanos a seguir visibilizando lo que sucede en las comunidades, una forma de hacer ciudadanía y participar en los asuntos públicos.

Son 46 años que lleva el Grupo Social Cesap a nivel nacional, impulsando la acción popular, junto a Uniandes; llevando adelante iniciativas, como esta; que desde 2015 ha desarrollado con la experiencia del Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas Municipales, “La Gente Propone”, desarrollado en 12 Municipios del país, con el fin de fortalecer la capacidad organizativa y de gestión de los ciudadanos. Te invitamos a seguirlos en sus redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram como @MeridaPropone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.